top of page

Traza Tu Viaje al Infierno -- Para Que Puedas Evitar Terminar Allí

Saludos,


Como dice el refrán, "Conócete a ti mismo." Esta profunda sabiduría no se refiere solo a reconocer nuestras fortalezas y talentos. Igual de importante, si no más, es reconocer nuestras debilidades, vicios y malos hábitos. Hay un valor increíble en este tipo de autoconocimiento. De hecho, un poderoso ejercicio para la auto-mejora es trazar tu propio descenso potencial a un "infierno" personal, un estado donde todas tus peores impulsos han sido complacidos y tu vida se ha vuelto irreconocible. ¿Por qué? Porque al trazar este curso, puedes averiguar cómo evitarlo.



Entendiendo Tus Demonios


Tómate un tiempo para identificar tus debilidades. Quizás eres propenso a la procrastinación, al exceso de indulgencia en comida o bebida, a la autocrítica negativa, o a algo completamente distinto. Todos tienen su propio conjunto único de desafíos. Es vital señalar estos obstáculos, no para morar en ellos, sino para entenderlos mejor.


Trazando Tu Espiral Descendente


Una vez que hayas identificado tus debilidades, llévalo un paso más allá. Imagina cediendo a estos impulsos de forma constante durante un año. ¿Cómo se vería tu vida? ¿Y después de tres años? ¿Cinco años? Sé brutalmente honesto contigo mismo. Este no es un ejercicio agradable, pero es esencial visualizar esta realidad potencial para apreciar la gravedad del camino que no quieres tomar.


Caminar a través de tu propio infierno personal en tu mente te obliga a enfrentarte al peor escenario posible. Estás visualizando las consecuencias de tus malos hábitos y vicios si no se controlan. Esto puede ser una dura realidad que enfrentar, pero es mejor enfrentarla ahora que vivirla.


Movimiento en la Dirección Opuesta


Después de haber trazado tu viaje al infierno, probablemente sentirás una sensación de temor o incomodidad. Eso está bien. Esta es tu señal de advertencia, tu llamada de atención. La clave ahora es empezar a moverte en la dirección opuesta.


Comienza por identificar la antítesis de tus vicios y malos hábitos. Si eres propenso a la procrastinación, cultiva la disciplina. Si tienes la tendencia a excederte, aprende a practicar la moderación. Si sufres de autocrítica negativa, intenta adoptar una práctica de afirmaciones positivas.


Al igual que mapeaste tu viaje al infierno, ahora traza tu camino hacia la mejora personal. Desglosa cada mal hábito y elabora pasos prácticos para cambiarlos. Puede significar reservar tiempo cada día para trabajo concentrado, aprender a cocinar comidas saludables, o comprometerse a una práctica diaria de meditación o gratitud.


Este ejercicio es sin duda desafiante, pero recuerda: el propósito no es detenerte en el posible fracaso, sino proporcionar un recordatorio contundente de lo que podría suceder si descuidas la auto-mejora. Reconociendo y entendiendo nuestras peores características, podemos tomar medidas deliberadas para movernos en la dirección opuesta y, en última instancia, crear un futuro del que podamos sentirnos orgullosos.


Mantente fuerte en tu viaje.



-William




0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page